24.8.10

5.6.10



- ¿Dónde estás? - Me preguntas desde la puerta.
- Buscándome.

En el pasillo interminable de un hotel totalmente... finito. Sé donde está mi habitación, sé que me estás esperando y que estás preocupado por mí. Pero no puedo volver hasta que me encuentre, y no voy a disfrutar de esas cuatro paredes, hasta que no sepa dónde estoy.
Es la ansiedad. Ratones blancos y laberintos. Yo y mi traje negro.

(oigo al Rey Rata "¿y para esto abandonamos Ravenloft? ¿sabes cuántas semanas hemos perdido?)

Y recorro los espacios públicos, y trato de recordar dónde estaba.

¿Qué estaba haciendo yo hace un año?

¿Qué estaba haciendo yo hace dos años?

¿Ha cambiado algo?

Os veo entrando en el ascensor. En la habitación del hotel habrá una fiesta. Ella está, ha traido a sus amigas, hay alcohol y música, hay hierba, está él ¿que más puedo pedir?
El único problema es que yo no estoy, porque no me encuentro. Yo no soy hasta que me encuentre. Es mi trabajo. Es mi labor. Es lo que hago, aunque no sea lo que soy. No puedo absentarme sin más. Tengo que seguir hasta que me encuentre.

Subo en el ascensor. Entro al lugar donde todo es ordenado, enmoquetado, de diseño. Donde no hay ventanas, donde todos vestimos de negro, pero soy el único invitado. ¿Lo soy?
Detrás de la barra de un bar, un tipo de aspecto aburrido, camisa y pantalón negro, calvo como un huevo, me entrega algo suave y brillante.

¿Una corbata?

Es llamativa, naranja y brillante. Muy a la moda. En un estampado similar a un tatuaje tiene escrita una palabra:

Magia

(elegí ser un guerrero porque pensaba que la magia estaba al alcance de cualquiera, que todos somos magos: fui entonces el mago con un solo conjuro, lanzaba los dados y dejaba que la suerte hiciera el resto)

Magia. Me pongo la corbata en el cuello pero aún no me la anudo, y me dirigo al ascensor, y mientras vuelvo a mi habitación recuerdo aquel dibujo del anciano con aquel enorme 9 dibujado en su camiseta, y recuerdo que el 1 que le falta es el Mago, y que poseer la magia es poseer la energía para hacer cualquier cosa cuando se desee, y que el 9 es el ermitaño solitario que porta la luz, la sabiduría para utilizar la magia, y que su sayo es la prudencia.

Llego a nuestra habitación de hotel donde la fiesta ha acabado pero aún queda el humo y la música. Tú me abrazas y escucho la música que me alivia al instante, porque cuando pienso que nada ha cambiado respecto a hace unos años, la canción responde:

Hace un año estabas loco
Hace un año estabas triste
Hace un año estabas intrigado

22.5.10

En la edad en que el deseo es más fuerte que los remordimientos, la Culpa y la Verdad saltan sobre mí con mil promesas. Los periódicos hablan de la guerra, y a mí no me importa nada más que darme los caprichos que espero, de cosas nuevas que poder probar. ¿Esperáis que pida mil perdones sobre cosas que yo quiero decir? NUNCA JAMÁS TENDRÉIS ESE MOMENTO. El deseo no deja más opciones: O estás conmigo o te vas de aquí, no quiero perdedores en mi equipo, no importa cómo, pero va a pasar. Y aunque todos me vean en caída, yo sé que vuelo mucho más, nunca sabréis ni de lejos lo que siento, no me importa lo que penséis desde ahí.

Hasta ahora he estado pensando poco en ello. Las cosas van mejor de lo que fueron jamás. Lo importante es que no quede nada dentro. no queden atrapados los deseos.

No pienso claudicar, nunca voy a pediros una disculpa, lo hecho está porque era lo que había, también está porque yo lo quería. Lo quería más que a todos los secretos, más que a la Justicia o la Verdad, no queríais que acabara con mi vida... pues no acabé con ella, sigo aqui.

SIGO AQUÍ!

En la era en que el deseo es más fuerte...

18.4.10

En la edad en que el deseo era más fuerte
que los remordimientos
la culpa y la verdad
saltaba sobre mi con mil promesas

Los periódicos hablaban de la guerra
y a mi no me importaba nada más
que darme los caprichos que esperaba
de cosas nuevas que poder probar

Esperaban que pidiera mil perdones
sobre cosas que yo quería decir.
Nunca jamás tendrán ese momento.
El deseo no dejaba más opciones
O estás conmigo o te vas de aquí
No quiero perdedores en mi equipo
No importa cómo pero va a pasar

Y aunque todos me veían en caída
yo sabía que volaba mucho más.
Nunca sabréis ni de lejos lo que siento,
no me importa lo que penséis desde ahí

Hoy en día pienso poco en ello,
las cosas van mejor de lo que
fueron jamás
Lo importante es que no quede
nada dentro
No quedaron atrapados los deseos.

No, no pienso claudicar,
nunca voy a pedirte una disculpa.
Lo hecho está por que era lo que había
También está por que yo lo quería
Lo quería más que a todos los secretos
Más que la justicia o la verdad.

Picnic en el camino, Iván Ferreiro

14.4.10


Pulsa sobre la imagen

Hace ya 10 años, participé en una obra de teatro llamada "Crónicas Marcianas", adaptación de la novela de Ray Bradbury. Hoy me he encontrado con los "vestigios" que quedan de aquellos días, que quiero compartir con vosotros. Tengo grandes recuerdos de aquellos días, fue una época de lo más emocionante para mí. A veces pienso que después de aquello no hice más que cometer errores. Pero no importa ya. Pulsando sobre la palabra Teatrófilos, iréis a la galeria multimedia, a la sección Crónicas Marcianas, mi careto aparece a partir de la foto número 9 empezando desde arriba y yendo de izquierda a derecha. No deja de ser interesante ver el pingajo que era hace 10 años, jejeje.

9.3.10

Una vez tuve un sueño aterrador. Nunca me había ocurrido antes, tener un sueño y percibir que han transcurridos horas, y despertar y darme cuenta que sólo han pasado minutos.

No recuerdo imágenes. Sólo largas corrientes, cascadas y sumideros de pensamientos. Eran recuerdos. Recuerdos que se iban, se marchaban para siempre de mí. Y luego la oscuridad. Un negro y frío abismo por el que derramarse. La sensación de caer despacio. Y después las voces, me advertían que algo había salido mal. Pero no había nada que yo pudiera hacer. Ya no soy dueño de mis recuerdos. No lo seré nunca más. Y ahora, ya no sabré más lo que es ahora, ni lo que fue, ni lo que será.

Ya no soy más yo. Ahora soy una cáscara vacía. Moldeable. Pirateable.

Las voces han decidido llenarme de nuevo. Un nuevo torrente de recuerdos. Y en la primera hondonada de estos, el terror se instala y lo inunda todo. El terror de ser. Cada recuerdo que llega a mí, me hace yo. Pero conmigo nace la duda, la duda de no saber si yo soy mi recuerdo, o el recuerdo que me hace, nunca debió ser yo. La duda aterra, con el recuerdo nace el terror de recordar lo que se ha perdido, y no saber si lo que se añora es lo que se recuerda o lo que se ha perdido de verdad.

Ahora recuerdo una casa. Y creo que esa casa que recuerdo no es mi casa, y es mi casa una que no recuerdo. Igual me pasa con la familia, con mi infancia y con mi aspecto. Todo es ahora distinto, o quizás siempre fue así.

Luego despertar. Confusión. Mirar al reloj y sorprenderse de que son sólo las 23:10. Mirar alrededor y descubrir que tu mundo sigue igual. Pero entonces un torrente de terror y duda se inunda y lo impregna todo. ¿Soy yo? Y piensas, que es posible que alguien te haya hecho algo tan cruel, y tan terrible, que no puedes siquiera defenderte. Alguien que ni siquiera puede ser pronunciado, porque el mero hecho de hacerlo implica un horror tan inmenso que llevaría tu mundo a la locura.

17.2.10

Fotorafía: Chá Lucena

Cuán rico y misterioso
es el Reino de la Piel
está lleno de secretos,
otros Reinos dentro de él

La Reina del Dolor
con sus 1001 soldados
todos ellos abanderados
con un distinto pendón

Ocultan a sus sacerdotisas,
consagradas al placer
las lunas de sus dedos
que iluminan mi proceder

30.1.10





















Scarcely Björk
(Lista de Reproducción creada con Spotify)

32 canciones de artistas que han colaborado de alguna manera en la obra de Björk desde su disco "Debut", en 1993, una manera de acercarse a esta artista polifacética, sorprende como los sonidos giran en torno al hip hop, el trip hop, el dance, el house, la electrónica y la experimentación, sin olvidar la clásica e incluso algo de jazz y de música étnica. Todo un recorrido por dos décadas (90-00) y por la cabeza de una artista que nos ha marcado de una forma u otra. Nota: no encontraréis a Björk en ninguna de las pistas.

Duración: 2 h. 20 min.

1. I Am Music (Timbaland)
2. Trick me (Kelis)
3. Hell Is Round The Corner (Tricky)
4. Southern Girl (Rahzel)
5. Mundo Civilizado (Arto Lindsay)
6. Latin Flute (Eunir Deodato)
7. Butterfly (Talvin Singh)
8. Boulevard De L'independance (Toumani Diabaté)
9. Making Love On Your Side (Howie B. con Raimundo Amador)
10. La Leyenda del Tiempo (Vince Mendoza & The Metropole Orchestra)
11. Knowing (The Matthew Herbert Big Band)
12. Concerto for Percussion and Orchestra: Con Forza (Evelyn Glennie)
13. Three Pieces For String Quartet - I (The Brodsky Quartet)
14. How To Suckie (Howie B.)
15. Bowed Body Bonewhite (Zeena Parkins)
16. Semen Song for James Bidgood (Matmos)
17. Mothertongue: Pt. 1 (Nico Mühly)
18. Sodastream (Leila Arab)
19. Hot Pink Hot Sex (Peaches & Gonzales)
20. Addicted (Alan Braxe)
21. Revolution - Evolution Remix (Mark Bell)
22. Good Will Hunting (Dobie)
23. A Dream's A Dream (Club Dub) (Soul II Soul)
24. Vogue (Madonna)
25. Cheeseburguer Lady (Lesser)
26. It's Oh So Quiet (Blow A Fuse) (Betty Hutton)
27. Elettricita Atmospheriche Candite (Mike Patton)
28. Hope There's Someone (Antony & The Johnsons)
29. Shipbuilding (Robert Wyatt)
30. Starlight (Feist & Gonzales)
31. How Should You Pick Up The Ball And Throw It? (Chris Corsano)
32. Analyze (Thom Yorke)

Lista Completa:
Scarcely Björk
_________________


Bajo el ala de tus sueños
penden mis deseos
como las estatuas que guardan
(y aguardan)
misterios que anidan
mundos que esperan
habitaciones sin puertas.


__________________

7.1.10

Me dicen, en su vigilia:

"Tú y el mundo en que vives no sois

Más que un grano de arena en la

Infinita playa de un mar infinito".

Y yo les digo, en mi sueño: "Soy

El mar infinito, y todas las palabras

No son más que granos de arena

En mi playa".


Gibrán Khalil Gibrán




El amor que no se renueva cada día, se vuelve un hábito y una esclavitud.


Esta es la frase que durante gran parte de mi infancia regía mi dormitorio desde lo alto de mi cama. La acompañaba el dibujo de un payaso, uno de esos payasos que parecen tristes, yo creo que porque no son capaces de quitarse el disfraz ni después del trabajo.















El amor que no se renueva cada día, se vuelve un hábito y una esclavitud.


No me preguntéis qué significa esta frase porque nunca lo he tenido demasiado claro, y de lo que entiendo no estoy del todo seguro de estar de acuerdo. Sólo sé que aquel dibujo estaba día y noche ahí, acompañado de un pato Donald. También recuerdo los días en los que contemplaba a mi tía abuela cómo lo dibujaba en el salón de casa, el verano que decidió pasar unos días con nosotros.

A ella la llamaban Sor Magdalena. Siempre la recuerdo con el hábito puesto, que yo sepa, siempre iba con la misma ropa, ni siquiera recuerdo una foto en la que llevara puesta otra cosa. Era gorda y risueña, ese es mi recuerdo, y sus gafas grandes de miope, como yo, le daban un aspecto gracioso. Casi nunca le veíamos el pelo, que asomaba gris. Recuerdo que una vez se quitó aquella cofia o como se llame, y me sorprendió mucho que tuviera aquel corte de pelo tan tosco, desastroso.

No recuerdo que jamás me hablara de religión. A ella le gustaba jugar a las cartas. Jugábamos a "hijoputa", pero lo llamábamos "los doses y las sotas", y cuando nos quedaba una sola carta decíamos "voy por una", las cosas por su nombre. Sí que rezabamos antes de ir a dormir

Jesusito de mi vida
eres niño como yo

Comía con muchísimo apetito y siempre se estaba riendo con mi abuela.

Jamás la conocí realmente, cómo sería ella por dentro, quizás nadie la conoció. Mi madre me ha contado muchas cosas sorprendentes, como su odio patente hacia los hombres, o cómo de dura era como profesora en el colegio. Mi madre recibió la mayor parte de su educación formal de mi tía abuela, y recuerda que era muy severa, especialmente con ella, que quería bailar, ¡bailar! y no estudiar, que significaba aprender a callar y obedecer.

Sor Magdalena pintaba al óleo, bodegones mayormente, también pájaros, y curiosamente, en el dormitorio de mis padres estuvo, durante muchos años, una pintura suya donde unas bailarinas de ballet hacían ejercicios de estiramiento, dispuestas a bailar en cualquier momento. Un momento que nunca llegaría, aunque eso no es más que el resultado de la naturaleza estática de un cuadro. Cabe señalar que técnicamente aquel cuadro era un desastre. No empleó modelos reales como imaginaréis, la perspectiva no estaba bien tratada y el estudio anatómico brillaba por su ausencia.


Así que aquellas bailarinas ortopédicas, si bien de rostros calmados, deseosas de saltar al escenario, son un curioso legado, y también el recuerdo de aquel horrible payaso con aquella enigmática frase: el amor que no se renueva cada día, se convierte en un hábito y una esclavitud.


Esta mañana me ha llegado su recuerdo a la mente, y de pronto he pensado que si ella estuviera viva, me encantaría preguntarle qué significaba esa frase, y por qué de entre todas las posibles frases que podía haber escrito, por qué eligió aquella.

Qué es para sor Magdalena el amor, cuál es la diferencia entre hábito y esclavitud, y sobre todo cómo se renueva el amor cada día?





El amor que no se renueva cada día, se vuelve un hábito y una esclavitud.


Gibrán Khalil Gibrán

There was an error in this gadget

Sobre mí

My photo
Siempre he estado interesado en la comunicación y en las relaciones sociales, así que en 2001 comencé estudios universitarios de Psicología en Jaén y Nancy (Francia). En 2007 decidí emprender una nueva trayectoria profesional en el mundo de la comunicación y ventas. Simultaneé mi primer empleo como Agente Comercial con estudios de Comercio y Marketing. Desde entonces he dedicado mi tiempo profesional a desarrollar mis cualidades en este sector, especializándome en TIC, y en Marketing 2.0. Hoy por hoy, establecido en la hermosa Córdoba, he encontrado en el intercambio comercial mi verdadera vocación.

Seguidores