18.2.07

Perdoname Chá, por poner la misma letra de cancion que tu ya has puesto en tu blog, por cierto, se lo recomiendo a cualquiera que este leyendo esto (en mi ingenuidad me imagino que alguien me lee, alguien como un señor gordo y con gafas con restos de migajas de patatas sobre la camiseta, en la que pone Iron Maiden, leyendome, es todo lo que mi ingenuidad da de sí).

La infidelidad de la era informatica
(Jorge Drexler)

Aquel mensaje que no debió haber leído
aquel botón que no debió haber pulsado
aquel consejo torpemente desoído
aquel espacio, era un espacio privado.

Pero no tuvo ni tendrá la sangre fría,
ni la mente clara y calculadora,
y aún creyendo saber en lo que se metía
abrió una tarde aquella caja de Pandora.

Y la obsesión
desencripta lo críptico
viola lo mágico
vence a la máquina;
y tarde o temprano
nada es secreto
en los vericuetos
de la informática.

Leyó a mordiscos en un lapso clandestino
tragando aquel dolor que se le atragantaba,
sintiendo claramente el riesgo, el desatino
de la pendiente aquella en la que se deslizaba.

Y en tres semanas que parecieron años
perdió las ganas de dormir y cinco kilos,
y en flashbacks de celos aún siguen llegando
las frases que nunca debió haber leído.

Y en esa espiral
la lógica duerme,
lo atávico al fin
sale del reposo;
y no hay contraseña,
prudencia, ni pin,
que aguante el embate
de un cracker celoso.
El Cuentadante

Dite dicta a sus dientes adoctrinados para que mastiquen a tus hijos y a sus hijos, y a los hijos des estos, hasta volver al dinosaurio. Repugnante castigo has inventado.
Yo miro tu planeta desde un Olimpo de dioses astronautas y, desde sus monitores observo, con el rostro inflado de tanto arder la sangre y tanto baile por la falta de gravedad relativa, que hay que cambiar los mapas a cada segundo que pasa.
Y sin embargo, los dioses deben estar cansados de extinguir dinosaurios, porque son más inmortales que ellos mismos, y ahora su forma de caza incluye arrojar el envoltorio de plástico a la papelera cuando han terminado. Son educados estos dinosaurios: han enseñado al conejo, a la vaca y al cordero a rezar una oración, ya vista en televisión, sumergiendo la cabeza en un bautizo de aceite hirviendo. Es divertido ver al conejo de Duracell agotando sus energías en una sopa deliciosa, mientras los dinosaurios babean. Es el condicionamiento de Pavlov, todos los nombres que acaban en “el” producen en nosotros un intenso deseo de devorarlos, con la consiguiente salivación. Un sabio dijo que era mixomatosis.
En otro tiempo fabuloso, que nunca ocurrió (lo he visto en mis monitores), los dinosaurios eran dragones, y a los dragones, amigos míos, se los mataba con la espada, y sus verdugos eran santos. Lamentablemente, desde que se introdujo la moda de beber la sangre del dragón, y comer su carne, especialmente el cerebro, el Ángel acaba convirtiéndose en el monstruo que más teme, ya se sabe que de lo que se come se cría.
Así que las estadísticas no mienten, se calcula que, de aquí a 50 años, el 90 por ciento de los dinosaurios se habrán devorado entre ellos y terminarán siendo una enorme hidra de una miríada de cabezas. A lo mejor será el día en que los corderos se degollen y tengan manitas para abrir los sellos de ciertos libros. Disculpad mi optimismo.

16.2.07

One day I'm going to grow wings,
a chemical reaction
hysterical and useless
hysterical and...
...let down and hanging around...

let down
Radiohead

12.2.07

Tu voz


Tengo tu voz, que es preciosa selva de aves exóticas.
Tu voz concibe las bestias que me nacen
en las manos
que sintiendo la ausencia, penan y pacen
en una sabana desierta.

Son aves fabulosas, aquellas las de tu voz.
Pero es hermosa su jaula
y tu voz; tu voz no me basta.
Una voz no es aliento, como los rayos del sol
no son más que luz queda si el calor
no me alcanza.

Tu voz es todo lo que tengo,
es nuestro tesoro,
es abundante y generoso,
así que disculpa mi ambición
de querer alcanzar el sol
sólo porque este día esté nubloso.

Ojalá engendre un monstruo alado
al que pueda montar sobre el lomo
y siguiendo la senda de tus pájaros
me permita estar a tu lado.

8.2.07

Especular

Puede que los espejos sean ciertos
y los sueños sean caminos
y sus habitantes prisioneros.

Que sus reflejos seamos sombras
de algún dios ya muerto
que yace en el desierto en una cama
como sumido en el ensueño.
Donde un ángel malasgarras lo sujeta
y lo mantiene en otro espejo
que no es el suyo sino el de otro
que quiere llevárselo muy lejos.
Pero cada mañana malasgarras vuelve
y lo hunde a lo profundo de nuevo,
cuando todo lo que quiere
es ver su santo rostro en el reflejo.

1.2.07

GENIUS AT WORK





Hola chicos, sé que no me lee nadie así que no se porque estoy poniendo esto. Pero bueno, por si alguien me echa en falta, habréis de saber que si no escribo muy asiduamente en una buena temporada es porque he vuelto a una afición largo tiempo olvidada, la poesía, y, me las estoy guardando para mí, jejeje, pero con la intención de hacer participar a mis campeonas en concursos, por ahora ya estoy participando en dos, así que deseadme suerte. Si ganan mis niñas las publico por aquí, mientras tanto permanecerán en anonimato, así que puede que no salgan a la luz nunca. Si hago esto es porque la poesía me es mucho más íntima y no soy capaz de enseñársela todo el mundo así tan alegremente (aunque no espereis cosas tipo amoroso, que las hay, o incluso eróticas, de esas por ahora no; son mas tipo filosófico-desesperante, vamos en mi línea).
There was an error in this gadget

Sobre mí

My photo
Siempre he estado interesado en la comunicación y en las relaciones sociales, así que en 2001 comencé estudios universitarios de Psicología en Jaén y Nancy (Francia). En 2007 decidí emprender una nueva trayectoria profesional en el mundo de la comunicación y ventas. Simultaneé mi primer empleo como Agente Comercial con estudios de Comercio y Marketing. Desde entonces he dedicado mi tiempo profesional a desarrollar mis cualidades en este sector, especializándome en TIC, y en Marketing 2.0. Hoy por hoy, establecido en la hermosa Córdoba, he encontrado en el intercambio comercial mi verdadera vocación.

Seguidores