19.6.09

Disculpadme si me explico:

Lo cierto es que buena parte de los poemas que estoy publicando actualmente son en realidad fruto de una crisis de angustia que tuve en el pasado. Escribir me sirvió de terapia, solté toda la mierda que llevaba dentro, y como me di cuenta de que se me daba bien, me sentí mucho mejor. Con esto quiero disculparme, ya que no escribo para que se entienda, estos poemas están escritos para mí, aunque la verdad, si se entienden mejor. Que quede claro que estos poemas aunque parezcan filosóficos, o intelectualoides, no están exentos de emoción, los escribí con mucho dolor, y con mucha rabia. Rabia contra mí mismo, rabia contra el mundo que me ha domesticado, rabia contra todo y contra todos, un cabreo de la ostia. Y mucha, mucha confusión. Aunque haga uso del simbolismo, y por tanto hay significado y sentido, también buscaba transmitir la confusión que sentía en aquel momento. En aquel momento mi cabeza se hallaba en espiral, giraba como las aspas de un molino, las emociones me llevaban de un lado a otro, y yo iba de un lado a otro porque no sabía como detener tanta rabia, tanto miedo y tanta ansiedad. No sé si logro en mi poesía transmitir todos estos sentimientos, sólo puedo avisaros de que estaban ahí cuando escribí, quizás el tiempo los ha hecho volar. Al mismo tiempo, ese periodo de locura me dio también un no se qué de iluminación, una iluminación que no se puede describir. Mi poeta es San Juan de la Cruz, me gustan los místicos, porque pretendían describir con palabras algo que sabían que no era descriptible. Lo inefable. Adoro esa palabra. Tengo también un buen puñado de poesías que hablan con símbolos sobre lo inefable, sobre la iluminación que da la locura, pero mientras que S. Juan se agarraba de la fé, a mí sólo me queda la confusión. Y es que, un místico hoy no tiene a Dios, si no a la Ciencia y a los telediarios. Con esas herramientas, sólo se puede llegar a la confusión y a la rabia.

Cuando miras al interior del Mundo, corres el riesgo de que te cuente la Verdad.

2 comments:

Víctor L. Briones Antón said...

Lo sé. Pero no les destripes a los demás el trasfondo, que se coman la cabeza.

elmudo said...

Como en un espejo, Jose. Como en un espejo. A algunos sólo la rabia nos derrumba las puertas del habla.

There was an error in this gadget

Sobre mí

My photo
Siempre he estado interesado en la comunicación y en las relaciones sociales, así que en 2001 comencé estudios universitarios de Psicología en Jaén y Nancy (Francia). En 2007 decidí emprender una nueva trayectoria profesional en el mundo de la comunicación y ventas. Simultaneé mi primer empleo como Agente Comercial con estudios de Comercio y Marketing. Desde entonces he dedicado mi tiempo profesional a desarrollar mis cualidades en este sector, especializándome en TIC, y en Marketing 2.0. Hoy por hoy, establecido en la hermosa Córdoba, he encontrado en el intercambio comercial mi verdadera vocación.

Seguidores