11.1.07

En peligro de extinción (Carta a un lobo)

Querido hermano lobo:

¿Cómo te encuentras hoy? Me han dicho que te has ocultado en alguna oscura cueva, y que estás enfermo. Me han dicho que estás mortalmente herido. Me han dicho que puede que estés muerto, si te soy sincero me han dicho tantas cosas sobre ti que ya no sé si tan siquiera existes. Sólo espero que si alguna vez has sido real, puedas recuperarte, porque de repente eres mi única esperanza. Hacía tanto tiempo que no sabía de ti, que cuando atacaste a mi ganado quedé completamente aterrorizado. Hacía tanto tiempo que llevaba puesta esta piel de cordero que había olvidado que yo era uno de los tuyos. No entiendo qué me ha podido pasar. Es esta telaraña, es este ensueño en el que estamos sumergidos. Pero te diré algo, hermano lobo. Desde tus últimas dentelladas ciegas de ira, creo que las cosas han empeorado por aquí. Y la verdad, ya no sé que pensar. ¿Estoy dormido o despierto? He oído tantas cosas… Se dice que Araña y tú nos gastáis una broma pesada, que nunca hubo una guerra entre vosotros dos. Se dice que lo inventasteis todo para mantenernos ocupados y esclavizarnos, y que es demasiado tarde para nosotros tres. No, decididamente esto no es un cuento de hadas.
A mi ya no me importa quien eres en realidad, hermano lobo, yo solo quiero acabar con esto, y quiero la cabeza de la Araña, sobre todo la cabeza de la Araña. Así que si estás herido, si estás enfermo, si te sientes utilizado, si estás cansado y no aguantas más, si tienes la fuerza y el valor, muerde, muerde hermano lobo, porque es demasiado tarde para volverse atrás ahora. Porque aunque no puedo creer en ti, aunque sólo seas un cuento de hadas, tu símbolo romántico aún nos llega en la luna llena, y aunque nos aterras, más aterradora es la Araña, con su telaraña de ensueño y mentiras, con sus secretos que ocultan secretos que ocultan mentiras que encierran verdades a medias. Y mientras mantengo un momento los ojos abiertos, antes de volver a quedarme dormido, te digo, que no veo más escapatoria que ser lobos contigo, pero que volveré a dormirme, de un momento a otro, pues soy débil sin mi manada, y sólo puedo seguir aullando a la Luna y esperar disfrazado de cordero a que vengas a devorarme.

Con cariño, un lobo solitario.

No comments:

There was an error in this gadget

Sobre mí

My photo
Siempre he estado interesado en la comunicación y en las relaciones sociales, así que en 2001 comencé estudios universitarios de Psicología en Jaén y Nancy (Francia). En 2007 decidí emprender una nueva trayectoria profesional en el mundo de la comunicación y ventas. Simultaneé mi primer empleo como Agente Comercial con estudios de Comercio y Marketing. Desde entonces he dedicado mi tiempo profesional a desarrollar mis cualidades en este sector, especializándome en TIC, y en Marketing 2.0. Hoy por hoy, establecido en la hermosa Córdoba, he encontrado en el intercambio comercial mi verdadera vocación.

Seguidores